¿Cuál es la talla correcta que debo usar de sujetador?

¿Cuál es la talla correcta que debo usar de sujetador?

No se debe comprar un sujetador sin probarlo, ya que la talla varía según la marca y el modelo. Si es cómodo, no oprime, las costuras no molestan, se adapta bien al cuerpo, los tirantes son ajustables y no dejan señales, entonces, es el adecuado. Para conocer tu talla exacta, debes saber que está compuesta de dos medidas: contorno y busto. La primera se presenta mediante un número y la segunda, con una letra.

Para encontrar ambas medidas, sigue estos pasos: con la ayuda de una cinta métrica, mide primero el contorno de tu pecho, justo por la parte inferior al busto (por ej., 71 cm). Posteriormente, rodea el pecho por la parte más prominente, sin apretar, y vuelve a medir (por ej., 89 cm). Para traducir estas medidas, suma 15 a los centímetros del contorno (71 + 15= 86) y redondea a la talla más cercana, es decir una 85. Para calcular la talla de la copa, resta a los centímetros del busto, los del contorno. Y a continuación, busca la cifra obtenida entre estas equivalencias: la copa A se corresponde con un resultado de 11 a 13; la B, con un 14-16; la C, con el 17–19; la D, con un 20–22; la E, con el 23–25; y la F, con el 26–28. Nuestro caso, por ejemplo, se correspondería con la letra C (89 – 71= 18). Así, la talla final es 85 C.

Mamoplastia… ¿Mejora la sexualidad?

Mamoplastia… ¿Mejora la sexualidad?

“¿Ofrecen los implantes igual, o al menos, una sensibilidad parecida a la original?”, “¿cuándo es posible reanudar las relaciones íntimas?”, “¿podrían romperse los implantes durante un encuentro sexual?”. Las preguntas más frecuentes de las pacientes, y sus parejas, en el consultorio del cirujano plástico.

Los cirujanos plásticos estéticos y reconstructivos atienden a diario en sus consultas a mujeres dispuestas a ponerse implantes mamarios, llevadas por dos razones básicas: de salud o estéticas.

E independientemente del motivo que las ha llevado hasta allí (valga la pena decir que la mamoplastia de aumento es uno de los procedimientos más solicitados en nuestro país), todas ellas y también sus parejas muestran una especial preocupación por la manera como esos artilugios en los senos podrían afectar su sexualidad.

Algunas de las inquietudes más comunes van desde “¿tienen los implantes igual, o al menos parecida, sensibilidad a la original?” o “¿cuándo es posible reanudar las relaciones íntimas?” hasta “¿cuáles son los signos de alerta después de haberse sometido a este procedimiento?” o “¿podrían romperse los implantes durante un encuentro sexual?”.

Encanto natural

La fascinación de los hombres por los senos femeninos es antigua como la historia de la humanidad y tiene explicaciones tanto químicas como físicas.

La doctora Lina Triana, vicepresidente de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva –SCCP–, ha intentado dilucidar el  por qué el sexo masculino dedica tanto tiempo a pensar en los senos femeninos. De acuerdo con la especialista, esta atracción masculina con los senos de la mujer, lejos de ser rara, es un impulso inconsciente y evolutivo que llama al hombre a activar los circuitos de unión que ayudan a crear un vínculo amoroso.

Autora de un blog llamado “La fascinación de los hombres por los senos”, allí expone teorías y estudios que debaten la razón por la cual hay un estímulo natural que lleva al hombre a enfocarse en esta zona.

La especialista comparte la opinión del neurocientífico Larry Young y el escritor Brian Alexander, quienes escribieron un libro titulado The Chemistry Between Us: Love, Sex, and the Science of Attraction (La Química entre nosotros: Amor, sexo y la ciencia de la atracción, donde se destacan las siguientes  afirmaciones sobre la atracción que despiertan los senos:

“Los hombres son los únicos mamíferos machos fascinados por los pechos en un contexto sexual. Las mujeres son los únicos mamíferos cuyos senos aumentan de tamaño en la pubertad, independiente del embarazo”, comentan los autores en un artículo publicado en The Huffington Post.

Añaden además que cuando una mujer da a luz, la estimulación del recién nacido envía señales al cerebro desencadenando la liberación de un neurotransmisor llamado oxitocina (desde el hipotálamo del cerebro), lo que permite que los músculos de los senos estén listos para expulsar la leche necesaria para el bebé.

“La oxitocina, que actúa de manera concertada con la dopamina, también ayuda a imprimir la cara del recién nacido, el olor y los sonidos en el circuito de recompensa del cerebro de la madre, lo que fomenta la sensación de bienestar y forja el vínculo madre-hijo. Este vínculo no es solo el más bello de todos los lazos sociales, sino que también puede ser el más duradero, es para toda la vida”, indican los autores en su estudio.

Por otro lado, añaden que otra rareza humana es que somos los únicos que tienen sexo cara a cara, mirándose a los ojos. “Creemos que este capricho de la sexualidad humana ha evolucionado para explotar los antiguos circuitos cerebrales de la unión madre-hijo, como una manera de ayudar a crear lazos entre los amantes”.

De ahí que en un hombre provoque la misma serie de eventos cerebrales que ocurren durante la lactancia. “La oxitocina centra la atención del cerebro en la cara de la pareja, el olor y la voz. La combinación de la liberación de oxitocina y el aumento de la dopamina por la emoción de los juegos previos, ayudan a crear una asociación entre la cara de la pareja y los ojos, con las sensaciones placenteras”, concluyen.

La segunda más “popular”

La mamoplastia de aumento es un procedimiento para remodelar el seno aumentando su tamaño. Para ello se utiliza un implante artificial, con relleno salino o de silicona, que se coloca a través de un corte pequeño en la aréola, en la axila o bajo las mamas. Algunos especialistas también utilizan un injerto de grasa para este fin, cuyos resultados son variables.

Esta es la segunda cirugía plástica estética más realizada en Colombia, información que confirma el más reciente estudio conocido de la ISAPS (International Society of Aesthetic Plastic Surgery): 58.298 cirugías plásticas de aumento de senos fueron realizadas por cirujanos plásticos en Colombia durante el año pasado.

Para hacer claridad sobre los mitos y verdades respecto a la relación entre sexualidad e implantes mamarios después de haberse sometido a este procedimiento, contamos con la asesoría de la doctora Lina Triana y de la doctora Marcela Sánchez, cirujana plástica con fellowship en cirugía plástica oncológica del Instituto Nacional de Cancerología.

–  ¿Después de una mamoplastia de aumento se pierde la sensibilidad en los senos?

Normalmente no deben darse cambios  significativos o permanentes en la sensibilidad, aunque en el posoperatorio se puede experimentar un aumento o, por el contrario, una disminución de la misma. Esto depende de cada paciente, pues cada situación es única.

En la mayoría de los casos la sensibilidad  se puede  ver alterada  durante los primeros días al inicio de  la  cirugía, pero  una  vez  cede  la  inflamación, la sensibilidad normal es recuperada.

– ¿Es cierto que un  implante de talla grande puede mejorar la sexualidad  de la pareja?

El tamaño no importa.  Esta es una decisión personal de  cada  paciente. Lo más importante es que ella se sienta a gusto con su cuerpo, con sus senos, para disfrutar adecuadamente de su sexualidad.

No obstante, cuando la pareja participa en la decisión del tamaño del implante, esto le puede generar más atracción.

–  ¿Cuánto tiempo, después de una cirugía de aumento de senos, puede una mujer reanudar sus relaciones sexuales?

La vida  sexual  puede  ser reanudada una vez ceda el dolor posquirúrgico, lo que usualmente sucede a los 15 días. Aproximadamente, después de 6 a 8 semanas, los senos pueden ser manipulados con libertad.

–  ¿Qué cuidados debe tener una mujer que se ha sometido a mamoplastia de aumento?

Tiene que evitar esfuerzos físicos, al menos durante cuatro semanas, lo mismo que no cargar o soportar grandes pesos. Así mismo, no puede recibir traumas (golpes) directos, ya que muy posiblemente generará un hematoma e incluso un desplazamiento del implante.

Los primeros días se le recomienda dormir semi-sentada para disminuir la inflamación, y dormir boca arriba durante el primer mes. Dormir boca abajo no se aconseja a ninguna mujer, incluso aunque no tenga implantes de senos, pues esa posición favorece que estos se caigan.

Es ideal que en la noche, al dormir, las mujeres usen un brasier cómodo y durante el día prefieran aquellos que le brinde excelente soporte a los senos, pero sin ejercer presión.

Con respecto a su sexualidad, recién salida de la cirugía y durante las primeras dos semanas, la paciente no debe tener relaciones sexuales, pues esta actividad requiere de esfuerzo físico y se corre el riesgo de sufrir sangrado interno en el seno o de favorecer infecciones, entre otras complicaciones.

Después de dos semanas ella puede reanudar su vida sexual, siempre y cuando, fisiológicamente, se sienta en buenas condiciones. Sin embargo,  no se deben forzar las heridas ni generar traumas hasta que las cicatrices comiencen su proceso de maduración. Lo prudente es esperar unas tres semanas.

Así las cosas, después de ocho semanas no existe alguna limitación en cuanto a creatividad en las relaciones sexuales.

–  ¿Hay peligro o riesgo de que los implantes mamarios estallen en medio de una relación sexual?  ¿Se ha dado el caso?

Científicamente no se conocen casos. Es poco probable que suceda. Lo que sí se debe tener en cuenta es que cualquier implante se puede romper y que estos no son para siempre.

En cuanto a una ruptura espontánea es muy raro que suceda, a  menos que la paciente sufra un trauma causado por un objeto punzante.

– En medio de una relación sexual, ¿qué signos de alarma hay que tener en cuenta después de someterse a una mamoplastia de aumento?

Ninguna diferente a los cuidados y precauciones normales que se exigen después de una cirugía de senos.

La paciente debe estar pendiente de los siguientes signos y en caso de presentarse alguno, acudir de inmediato a la consulta del especialista que la operó: cualquier aumento en el tamaño de los senos, si se presenta una deformidad, si siente un seno más duro o más blando de lo normal y enrojecimiento del seno.

–  ¿El uso de brasier posquirúrgico es indispensable por cuánto tiempo?

El brasier posquirúrgico, que no es bonito –debemos admitir su tamaño  grande y su apariencia aparatosa, características necesarias para poder sostener bien los senos-, tiene que ser usado durante las seis semanas posteriores al procedimiento quirúrgico.

–  En síntesis, en materia de sexo y sexualidad, ¿cómo afecta una mamoplastia de aumento a la paciente y a su pareja?

Normalmente  este procedimiento favorece una mejoría notoria en las relaciones sexuales, entre otras porque la mujer, más segura con su cuerpo tras la cirugía plástica, se desinhibe y su pareja tiene un estímulo adicional para aumentar la excitación en la relación.

¡Ojo! Lo anterior no quiere decir que solo las mujeres con implantes tienen una relación sexual plena; el ejercicio de la sexualidad es individual y se desarrolla de acuerdo con la dinámica particular de cada pareja.

– ¿Las prótesis son para toda la vida?

La recomendación de la FDA es el cambio de las mismas cada diez años.

LOS TIPOS DE IMPLANTES

Estos pueden tener forma anatómica o forma redonda. En cuanto a los segundos, algunas marcas ofrecen opciones de implantes redondos con varios perfiles de proyección; elaborados con gel de silicona, pueden aumentar el volumen después de la implantación a través de solución salina. En cuanto a los primeros, son implantes en forma de una lágrima, lo cual logra dar una apariencia más natural al seno.

Con respecto a su superficie, los hay lisos y texturizados. La superficie texturizada tiene la función de evitar la rotación del implante y ayudar a prevenir complicaciones, tales como la formación de contractura capsular. Esta se da cuando la membrana o cápsula que normalmente crea el organismo –como defensa- alrededor de un cuerpo extraño se desarrolla en exceso y comienza a presionar los tejidos, haciendo que el seno se vea deformado y el implante se sienta duro.

Los implantes con superficie lisa son poco utilizados en la actualidad.

¿DÓNDE SE HACE LA INCISIÓN?

La mama está compuesta de grasa, tejido fibroso y glandular. En su interior hay vasos sanguíneos, ductos lactíferos, glándulas, grasas y nervios sensoriales. Por debajo de las mamas está el músculo que ayuda a mover el brazo.

La cirugía de aumento mamario se suele realizar utilizando una de las tres incisiones más comunes: alrededor de la aréola (periareolar), en el surco debajo del seno (inframamario) o en la axila (transaxilar).

– Periareolar: esta incisión tiene la ventaja de quedar más oculta.

– Inframamaria: es muy popular porque se oculta la cicatriz en el surco que hay por debajo del seno.

– Transaxilar: una buena opción para las mujeres que no quieren tener cicatrices en la mama.

POSICIÓN DE LOS IMPLANTES

Durante el procedimiento de aumento mamario, sus implantes podrán ser colocados debajo del músculo (submuscular) o por encima del músculo torácico y por debajo de las glándulas mamarias (subglandulares).

– Debajo del músculo

En esta posición hay una reducción de la posibilidad de que se sientan los implantes a través de la piel. También puede facilitar el examen de sus senos durante una mamografía.

– Por encima del músculo torácico y por debajo de las glándulas mamarias

Si le colocan los implantes en esta posición, el tiempo de recuperación puede ser más corto. Su médico le hablará de las dos opciones, para que entre los dos decidan aquella que se relacione y acomode a sus necesidades individuales.

¿Cuál es la talla correcta que debo usar de sujetador?

No se debe comprar un sujetador sin probarlo, ya que la talla varía según la marca y el modelo. Si es cómodo, no oprime, las costuras no molestan, se adapta bien al cuerpo, los tirantes son ajustables y no dejan señales, entonces, es el adecuado. Para conocer tu talla...
Leer Mas!

Pexia Mamaria, Una de las cirugías más comunes en Colombia

Leer Mas!

Mamoplastia… ¿Mejora la sexualidad?

Leer Mas!
× ¿Cómo puedo ayudarte?