" /> Bienestar digital y consejos para evitar la adicción a la tecnología | Cirugia Plastica Medellin

Vivir en un mundo hiperconectado ya es lo normal. Las tecnologías de la comunicación, Internet, los dispositivos digitales, videojuegos y demás son parte de la cotidianidad de la mayoría de personas en el mundo.

La alta frecuencia con la que usamos las redes sociales, el uso excesivo del teléfono móvil o las tablets pueden tener consecuencias y convertirse en un problema de salud pública, pues esta situación podría modificar nuestros comportamientos, conductas y hábitos. 

Desarrollar un bienestar digital y controlar nuestra “huella digital” es una de las nuevas preocupaciones de expertos y especialistas en salud mental. Por supuesto, la tecnología permite muchas facilidades y hace parte de nuestra vida, pero ¿cómo lograr un equilibrio?, ¿cómo evitar la adicción? ¿cómo asegurar que no sea una distracción? 

Aidan Healy, cofundador de UnPlug, explica en un taller online de Google sobre bienestar digital, que “el tiempo promedio que un adulto estadounidense destina a consumir medios en línea es de aproximadamente 6 horas por día”. Por su parte, Joana Breindenbach, cofundadora de Betterplace, indica que “un adulto promedio revisa su teléfono celular unas 50 veces por día, y los adultos más jóvenes lo hacen con aún más frecuencia: unas 80 veces”.

Tener una relación saludable con la tecnología permite muchos beneficios, es por esto que en DoctorAkí te invitamos a revisar el concepto de bienestar digital y algunos consejos para tu día a día. 

¿QUÉ ES EL BIENESTAR DIGITAL?

De acuerdo con los expertos consultados por Google, “el bienestar digital consiste en desarrollar y mantener una relación saludable con la tecnología. Se trata de buscar formas de aprovechar la tecnología para que nos ayude a alcanzar nuestros objetivos, en lugar de distraernos, interrumpirnos o interponerse. Tener el control de la tecnología nos permite aprovechar todo su potencial y disfrutar de todos sus beneficios”.

Es precisamente ese equilibrio que permite aprender cosas nuevas, hacer las cosas de forma fácil y rápida, mantenernos informados y conectados con otras personas; sin afectar nuestros hábitos, relaciones y comportamientos.

El bienestar digital también se conoce como ‘Digital WellBeing’, y se aplica a nivel familiar, laboral y personal. En cada espacio, la tecnología permite enriquecer nuestros conocimientos y actividades. Sin embargo, es importante identificar cuando se ha llegado al punto de la adicción, de no poder estar un segundo desconectado, de sentirse mal por no revisar las actualizaciones o notificaciones; de esa necesidad de siempre tener el celular o la tablet, a la mano.

LA ADICCIÓN A LA TECNOLOGÍA ES REAL

Reconocer la importancia de aprender a hacer un uso correcto y medido de la tecnología, y aplicar el concepto de bienestar digital en nuestras vidas permite sacarle más provecho y evitar caer en adicciones.

Según el artículo médico ‘Ciberadicciones. Adicción a las nuevas tecnologías’ del Congreso de Actualización en Pediatría AEPAP, el uso excesivo o la adicción a las nuevas tecnologías provoca cambios en el comportamiento de las personas, especialmente en niños, adolescentes y jóvenes.

“Las nuevas tecnologías se convierten en el centro de la actividad vital, de forma que el joven se distancia de forma progresiva de las relaciones familiares y sociales. La pérdida del control sobre el tiempo provoca problemas en el desempeño y rendimiento académico o laboral.

Los problemas de sueño suelen ser frecuentes (Insomnio de conciliación) por alargar los tiempos de conexión hasta altas horas de la madrugada, y por la escasez de horas de sueño o la dificultad a la hora de levantarse por la mañana (hipersomnia)”, se expone en el artículo.

Información tomada de: www.doctoraki.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?